Comarca La Vera

Este rincón cacereño elegido por el emperador Carlos V para retirarse sigue siendo muy parecido 500 años después. De una fertilidad insólita, invita a perderse entre sus arroyos, sus pueblos y sus piscinas naturales.

No debió de ser casualidad que entre todos los inmensos territorios del emperador Carlos V repartidos por el planeta escogiese, allá por 1556, este apartado rincón de Extremadura para retirarse y disfrutar de los últimos años de su vida. Cerca de 500 años más tarde, La Vera sigue teniendo algo muy especial. Ya se venga desde Navalmoral de la Mata, Oropesa o la misma Candeleda, en la provincia de Ávila, al llegar a esta parte de Extremadura se produce un cambio de paisaje absolutamente abrupto.

De pronto, se entra en un extraño edén. La naturaleza en esta franja de tierra de unos 65 kilómetros de largo y 15 de ancho entre la Sierra de Gredos y el río Tiétar es de una feracidad insólita para su situación geográfica, incluso en pleno verano. Hay huertos por todas partes, cultivándose todo tipo de frutos y hortalizas, delatando no sólo una fertilidad insólita sino también agua, agua a borbotones, procedente de sus 47 gargantas y nada menos que 1.423 arroyos reconocidos.

Gastronomía única

En esta comarca de la provincia de Cáceres no hay que olvidarse de explorar su veintena de pueblos, especialmente los cinco declarados Conjuntos Histórico Artístico, ni tampoco ese hermoso Monasterio Palacio de Yuste, donde pasó casi dos años el emperador y al que se puede llegar casi en peregrinación siguiendo la Ruta de Carlos V o la del emperador -que no son exactamente las mismas-. Pero lo más espectacular son sus gargantas, que en verano ofrecen no sólo posibilidades casi infinitas de practicar senderismo, sino también bañarse en sus cientos de charcos, pozas y piscinas naturales.

aventuvera 16153
Piscina natural de Villanueva.
Aunque todo el valle está lleno de casas y hoteles rurales donde alojarse, la mejor opción es Jarandilla, en el mismo centro de este territorio donde, tal como hizo Carlos V, es posible pernoctar en el antiguo castillo de los Condes de Oropesa, hoy convertido en un parador muy recomendable. Sus habitaciones son amplias y cómodas, el desayuno es excelente y la piscina perfecta para darse un último chapuzón en agua templada después de probar las mucho más frías que bajan desde los picos de Gredos.
aventuvera 16173

Por otra parte, en Jarandilla se encuentran algunos de los mejores restaurantes de la zona. Una posibilidad abierta a casi todos los presupuestos es el excelente bar La Posada, en el mismo edificio del Ayuntamiento, donde Conchi, su propietaria, ofrece una selección de productos de la tierra imbatible, comenzando por las tostas de quesuco al pimentón, siguiendo por las ensaladas (que nadie se olvide de probar el zorongollo), para terminar con alguna delicia chacinera tipo lomo de cerdo embuchado del mejor pata negra de Extremadura.

Recorridos de senderismo

Pero si se prefiere una cocina más elaborada, nadie sale desilusionado del restaurante del hotel ruta Imperial, frente a una de las piscinas naturales de la garganta Jaranda. Si nos asomamos al mirador, se divisa uno de los puentes romanos característicos que salpican la Vera. Suelen tener un arco de gran tamaño y otro mucho más reducido que funciona como aliviadero. El más grande se encuentra justo en la frontera con Ávila, en la garganta de Alardos, a dos pasos de Madrigal, la puerta oriental de la Vera. Allí está, además, la piscina más popular y la que primero se llena. Pero sólo hay que andar garganta arriba para ver otras mucho menos concurridas e incluso alguna totalmente solitaria.
aventuvera 16190
El pueblo de Garganta de la Olla.
Esto mismo ocurre en cualquiera de las otras gargantas pero sobre todo en la de Jaranda, que nace en el punto más alto de la comarca, el Pico Covacho, de 2.399 metros. Pero que nadie se asuste, no hay que ir tan lejos para darse un baño en la intimidad. Con sólo andar un par de kilómetros desde Guijo de Santa Barbara, ya hay lugares vírgenes donde sentirse en mitad del paraíso. El agua es de una transparencia inusual que aún resulta más translúcida en contraste con las enormes piedras blancas que salpican el recorrido de la garganta.

Si se llega a La Vera sin un buen mapa y documentación, hay media docena de puntos de información donde conseguir un manual gratuito con todo tipo de información sobre la comarca, incluidas rutas para todas las edades y estados de preparación en las 14 principales gargantas, además de un listado de piscinas naturales y lugares donde bañarse sin excesivo esfuerzo.

Articulo publicado en El Mundo
Javier Mazorra ExtremaduraActualizado Jueves, 9 de agosto de 2012
Fotos Aventuvera barranquismo marzo 2016
http://aventuvera.es/tour-category/barranquismo/

Sobre el autor

client-photo-1
aventuvera

Comentarios

Deja un comentario